La realidad 3

 

Tu GPS subconsciente

 

Ya hemos hablado de las anticipaciones que hace tu sistema nervioso para adaptarse a las situaciones y de las creencias, que son responsables en gran parte de lo que vives. Hoy avanzamos un poco más…

Como os adelantábamos en el último post “Nuestro subconsciente está diseñado para encontrar fuera lo que tenemos dentro, así que mis filtros se quedan con lo que es acorde a mi información y desechan lo demás”. Y ¿por qué sucede esto? Muy sencillo, nuestro cerebro está diseñado para funcionar así. En un instante cualquiera de nuestro día, hay un sinfín de estímulos y es imposible atender a todos. Entonces el cerebro tiene que elegir… y se queda con lo que le es “familiar”. Esto implica varias áreas: es un circuito, o varios, que involucran el área frontal, la formación reticular, áreas del tálamo… que integran los estímulos que ingresan por los sentidos y el sistema límbico, con los recuerdos guardados a través de amígdala e hipocampo. En resumen busca fuera, lo que tiene dentro. Entonces si estamos centrados o centradas en una idea, pensamiento o creencia lo que hará nuestro cerebro es registrar los estímulos que correspondan a eso mismo. Me recuerda a “Terminator”, analizaba quien estaba en frente y si no era interesante para él, seguía buscando. Pues nosotros igual…

¿Para qué te cuento todo esto del cerebro, de los estímulos…? Para que pongas atención a lo que tienes dentro. ¿En qué estás pensando?, ¿en qué te centras en tu día a día? Ahora puede que entiendas mejor por qué las creencias y los pensamientos son tan importantes. No es magia, es cuestión de como funciona nuestro cerebro. Donde pongo el foco en mi vida es fundamental, pero antes de hablar de esto (cosa que haremos en otro artículo), quiero retomar el tema de las coordenadas del GPS.

Como ya vimos, una de las coordenadas son las creencias. Otra, es la emoción. Si tu vida llega una y otra vez a un destino que no es el que quieres, si estás fijado o fijada en un único destino y no sales de ahí… esto te interesa. Vamos por partes…

  1. Puede que no tengas claro donde quieres llegar, esto es muy común. No tienes claro qué es lo que quieres hacer con tu vida, no sabes qué es lo que te motiva o te realiza, no sabes a qué te quieres dedicar o sientes que vas sin rumbo. Lo primero es centrarse. ¿Qué es lo que quieres, qué te mueve, para qué trabajas…? Es algo importantísimo. Ser capaz de contestar esto ya pone un rumbo. Si no lo sabes aún, siéntate a solas, respira, céntrate y siente la respuesta de tu subconsciente. Si no la recibes inmediatamente, calma, abre los ojos, porque tu sistema te dará claves, tal vez en algo que veas en la calle, en la televisión, una frase o palabra de alguien, un gesto… atento, atenta, ¡las señales están ahí! Tu mente va a llevar tu atención a un estimulo concreto para que entiendas… confía.
  2. Si ya lo sabes y tienes una idea clara, revisa tus creencias: piensa en lo que quieres… y hazte estas preguntas: ¿me lo merezco, he hecho suficiente, me lo permito, es seguro para mí? Identifica qué creencias impiden que lo que deseas aparezca en tu vida (atención a las falsas lealtades con papá y mamá… ¿puedo tener yo una vida mejor que ellos?) Y una vez detectadas, transfórmalas. Hay muchas maneras de hacerlo.
  3. Hecho lo anterior… ¡enhorabuena! es hora de poner la emoción. Para que tu subconsciente sea capaz de filtrar los estímulos que te lleven a tu deseado destino, tienes que ponérselo más claro. Lo que le dirige más directamente es la emoción. ¿Cómo vas a sentirte cuando consigas lo que deseas? Esta es la principal coordenada, la más clara para guiarte hasta tu meta. “Pedid como si ya hubiera sido concedido”. Es sintiendo lo que deseas como lo encuentras.

Así conseguiremos crear en nuestra vida lo que deseamos. Es importante tener un para qué, no sirve con desear “yo quiero más dinero”, porque a parte de la batería interminable de creencias que la gente tiene en torno al dinero… la emoción que suscita esa frase es muy pobre. Pregúntate para qué lo quieres: tal vez quieras realizar un viaje con alguien, un curso maravilloso o tener el coche de tus sueños… eso ya es otra cosa, porque algo que deseo desde el corazón, mueve la emoción.

Así que como tarea o “quereres” hoy te invitaría a pensar ¿qué es lo que quieres de verdad, a dónde quieres dirigirte, a dónde quieres llegar? Analiza qué te lo impide y después de liberarte de todas esas justificaciones y peros… siente que ¡ya es tuyo! Disfruta de la sensación de ser, estar, tener… eso tan importante; vívelo como si ya estuviera… y deséalo con tanta fuerza, que la vida no tenga más remedio que crearlo para ti.

Desde Alternativa Holística estaremos encantados de acompañarte en tu proceso de descubrimiento, transformación y creación.

¡¡Feliz semana!! A disfrutar creando…

 

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas nuestras novedades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete ahora y recibe GRATIS una meditación especialmente preparada para ti

* indicates required
Política de privacidad *

You have Successfully Subscribed!