¿Quién no ha sentido la necesidad de llevar razón en algún momento de su vida? No sé que sucede cuando somos pequeños, no sé cual es la creencia, el programa, la emoción… que nos hace sentir esa necesidad imperiosa de TENER LA RAZÓN; unos más que otros, está claro, pero creo que todo el mundo lucha en algún momento por tenerla, o más que por tenerla, para QUE NOS LA DEN.

Creo que tiene que ver con el reconocimiento. Pienso que muchas veces lo que sentimos es que “somos” lo que estamos defendiendo y sufrimos porque si no aceptan nuestra idea, proposición, opción… no nos aceptan a nosotros. Es como si lo que estuviera en juego no fuera un hecho aislado, una cosa concreta, sino YO. Me parece muy importante darme cuenta de esto, porque si soy capaz de entender esto, el sufrimiento que se genera, la “ansiedad” por tener la razón, será mucho menor; podré desvincularme del resultado y verlo como algo ajeno a mí.

El doctor Armando Solarte (creador de la Psiconeuroimunoterapia y nuestro profesor) nos dice a menudo: “¿qué prefieres: tener la razón o paz en el corazón?” Y realmente muchas veces es así. Creo que la madurez pasa también por saber cuando alguien está “necesitado” de reconocimiento y cuando yo puedo “ceder” en mi llevar razón. Al final… ¿qué importancia tiene? Yo muchas veces he necesitado ese reconocimiento, por eso sé de lo que hablo, y espero poder transmitirte lo que siento.

Desde hace unos años, he tenido en mi vida gente que ha sido capaz de “ceder” su razón, para que yo me sintiera “reconocida”, a pesar de que tal vez (solo tal vez…jejeje) su opción era mejor. A partir de entonces yo puedo reconocer esa situación y hacer con los demás lo que hicieron conmigo; también entendiendo que casi siempre, más de una respuesta es válida. He aprendido a no “enrocarme” y ahora soy capaz (¡a veces!) de darme cuenta de que:

-No necesito llevar siempre la razón.

-Llevar la razón no me hace mejor, ni más fuerte.

-Puede que otro u otra “necesite” llevar la razón en un momento determinado más que yo.

-Y lo más difícil… suelo ser capaz de DAR LA RAZÓN a los demás cuando veo que no la tengo…

Digo todo el rato “a veces” y “suelo”… porque todas las personas estamos en el “mismo curso” y tenemos días en los que todo es muy fácil de conseguir (soy capaz de respetar, soy capaz de entender, de ver “por encima” de las situaciones, de “ceder” si es necesario…) y hay otros días que no… que necesito que me ayuden a recordar todo lo que he aprendido y, por el momento en el que estoy, no soy capaz de aplicar.

Y así seguimos… avanzando en este camino en el que nunca dejamos de aprender, intentando crecer para acompañar a otros y dejando que los que van por delante, guíen también mi camino.

¿¿Te apuntas?? En Alternativa Holística estamos encantados de caminar a tu lado.

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas nuestras novedades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete ahora y recibe GRATIS una meditación especialmente preparada para ti

* indicates required
Política de privacidad *

You have Successfully Subscribed!