Volvemos “con las pilas cargadas” (PNIT Nivel III)

Este verano hemos pasado 9 días de retiro en Guadarrama, en la  formación del Nivel III de Psiconeuroinmunoterapia, Técnica Solarte®

La verdad es que hicimos un gran esfuerzo para ir (a todos los niveles), pero está claro que mereció la pena. No fuimos solo los dos; Héctor (nuestro hijo) también vino, y la madre de Iván (de canguro). Gracias a ambos por acompañarnos…

A una formación así, se va a aprender, no cabe duda, pero hay una parte fundamental que es la vivencial, lo que trabajas a nivel personal (físico, mental, emocional, relacional y espiritual) y también queremos trasmitirla. A lo largo de estos días fuimos pasando por todo tipo de emociones. Fueron días intensos de mucho trabajo personal, MUCHO… porque si realmente quieres acompañar a las personas en sus procesos más profundos, necesitas enfrentarte antes a los propios, a aspectos que no te gustan de ti, que tienes aparcados, que no quieres ni ver, porque absolutamente todo el mundo tiene de “esto”. Así que fuimos con muchas ganas de formarnos y también de mejorar como acompañantes, como personas, como padres, etc.

Desde luego estábamos en el sitio adecuado, ya que el Dr. Armando Solarte hace del proceso de crecimiento un camino más “llano” y ameno. Estamos inmensamente agradecidos por haberle encontrado, ya que además de un excelente comunicador y creador, es una BELLÍSIMA persona: destaca tanto su inteligencia como su humildad, se ha pasado la mayor parte de su vida ayudando a que otros tengan más dignidad, una vida mejor… Le admiramos muchísimo, como podéis ver… es un tío adorable. Una persona así, solo puede tener cerca gente del mismo valor (Marcela, Pili, Fer, Fran) nos han acompañado y guiado también durante todo el tiempo del retiro (antes y después), haciéndonos sentir apoyados, tranquilos, seguros… felices. ¡No tenemos palabras suficientes para agradecerles!

¿Qué es lo que hemos hecho-aprendido?

Muy resumido… en estos 9 días:

Hemos aprendido a centrarnos y a hacerlo rápidamente… muchas de nuestras dificultades vienen de que no vemos las cosas como son, sino como estamos en ese momento. Eso lo complica todo: a la hora de tomar decisiones, de encontrar soluciones, de dejar de sufrir…

Como la realidad está formada por lo que cada uno es capaz de ver; como cuantos más puntos de vista tengas, más cerca de la verdad estás. Darte cuenta de esto abre tu enfoque para poder acercarte a un entendimiento mayor de los contextos y las personas. Solo esto… ya sana. La persona que está centrada en ella misma, en su sufrimiento, en sus problemas… solo ve sus debilidades, y es incapaz de ver al otro y de pensar en el otro (“mis problemas son los más grandes, lo mío es más importante, lo mío es peor, etc.) Eso conlleva un sufrimiento tremendo… pero a nosotros nunca nos ha pasado… ni nos volverá a pasar 😀

Otra cosa de la que todos pecamos, es esa necesidad imperiosa de llevar la razón.  Es una mala estrategia que nos mantiene donde estamos (sufrimiento, tristeza…). Además somos grandes expertos en buscar justificaciones que “demuestran” que las cosas son así… y así son, si quieres seguir en el mismo sitio, igual. Para cambiar, mejorar, etc. vas a tener que salir de la soberbia, ser humilde para reconocer que lo que has creído o “sabido” tanto tiempo no es la única verdad, por lo menos no es la que más te conviene. Soltar la razón te hará libre, para tener y ser diferente. Recuerda: “¿qué quieres tener la razón o paz en el corazón?” De este tema hablamos también en otro post.

La importancia de la gratitud (una vez más), como técnica de sanación y como estilo de vida… Esto no es solo un aspecto espiritual, sino físico: cuando “estamos” desagradecidos (que no somos…), nuestro cerebro segrega una serie de neurotoxinas que provocan distintas reacciones nocivas en nuestro cuerpo: que activa innecesariamente el sistema simpático, lo que nos pone en alerta, “taponan” el hígado que no puede depurar los desechos de nuestra sangre, células…, se debilita el sistema inmune y un largo etcétera. Básicamente nos “envenenamos” a nosotros mismos. Os invitamos a ver este vídeo, donde el propio Armando cuenta la importancia de la gratitud.

Pnit se basa en 5 determinantes de salud: son el físico, mental, emocional, relacional y espiritual. Cuando tenemos un “conflicto” del tipo que sea, se muestra principalmente en uno de los determinantes (a una persona le dolerá la tripa, otra se enfadará con su pareja, otra con dios…). Hemos aprendido a “tirar” del principal para equilibrarlos a todos. Como, por ejemplo, a través del físico, podemos solucionar un bloqueo en el emocional. Esto es demasiado extenso y os lo ampliaremos en otro post.

A nivel personal ha sido una oportunidad increíble para poder salir de nuestro determinante estrella: el mental, donde muchas veces nos quedamos atrapados (con justificaciones, problemas, razones, quejas, sufrimiento, pensamientos recurrentes, hasta lacerantes) y desde donde queremos resolver y encontrar soluciones (spoiler: no se puede). Al predominar el mental, por ejemplo, deja a los otros determinantes “sin vida”, sin energía, y acabamos dependiendo y funcionando solo con ese. Equilibrarlos es salir de la dictadura sostenida para conseguir funcionar de manera armónica con todas nuestras posibilidades. Hay muchas soluciones para salir de ahí, por ejemplo, dándole energía a otro determinante… al físico ¿cómo? bailando…

Y ahora… ¿Qué podemos hacer por ti?

Te explicamos un pequeño resumen:

Contamos con nuevas técnicas que nos ayudan a conseguir mejores resultados con mayor rapidez, para poder enfocar todo tu sistema en la dirección adecuada y acercarte a tu objetivo.

Mayor entendimiento de como funcionamos, como nos enfermamos y bloqueamos, para poder sacarnos de esas “realidades” que creamos en nuestra vida, con nuestra familia, en el trabajo… y que nos hace repetir patrones una y otra vez.

Nos centramos rápidamente y te conectamos con tu centro…

Mejor capacidad de observación, para poder ayudarte a encontrar tus bloqueos y aclarar tu camino. Esta capacidad nos permite escucharte sin filtros o juicios, para poder ver realmente donde estás y que necesitas ser.

Eliminar tu sufrimiento para que puedas vivir con amor y dignidad todo lo que venga, con nuevos recursos y herramientas que te faciliten tu día a día.

Podemos ayudarte en tus procesos, con más fuerza, más energía y con un mejor enfoque. Con agradecimiento y humildad, desde el corazón.

Gracias por confiar en nosotros.

Gratitud Alternativa Holística

 

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas nuestras novedades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete ahora y recibe GRATIS una meditación especialmente preparada para ti

* indicates required
Política de privacidad *

You have Successfully Subscribed!