Muchas veces no nos damos cuenta de lo que tenemos, lo damos por sentado, como si todo el mundo lo tuviera o esto fuera «lo normal». En este artículo quiero que reflexionemos sobre esto. La gratitud me parece uno de los sentimientos más importantes, que muchas veces pasa desapercibido.

A nivel fisiológico, la gratitud activa la corteza prefrontal (que tanto me gusta y que nos hace hábiles en toma de decisiones, ver con perspectiva, aprendizaje y atención; además de ser un centro dopaminérgico) y el cíngulo anterior (vinculado a las emociones y la empatía).

Según una investigación publicada en la revista Cerebral Cortex, sentir gratitud o realizar actos de bondad estimula el hipotálamo (regulador central de las funciones viscerales autónomas y endocrinas) inundando el cerebro de dopamina (que como nombro en muchos artículos) produce una sensación de bienestar, felicidad, placer y vitalidad. Por si no fuera bastante, expresar gratitud fortalece nuestro cuerpo y nuestro cerebro al reducir el cortisol (la hormona del estrés).

En resumen, la gratitud literalmente transforma nuestro cerebro, libera neurotransmisores que hacen que estemos más felices, más positivos… Ya Cicerón decía que «la gratitud no solo es la más grande de las virtudes, sino que es la madre de todas las demás«.

Desde el Mindfulness Awareness Research Center se demostró como expresar gratitud cambiaba directamente la estructura molecular del cerebro, manteniéndolo sano, activo y haciéndonos sentir felicidad. Nuestro sistema nervioso se ve afectado lógicamente por estos cambios y nos sentimos más calmados, fluimos mejor con las circunstancias, no encontramos tantas resistencias.

En otro estudio se eligió a varios participantes a los que, al azar, se les asignó tres tareas distintas. Todos debían llevar un diario semanal, en el que apuntaban:

El grupo 1,  las cosas por las que sentía gratitud.

El grupo 2, lo que les molestaba.

El grupo 3, los eventos neutrales de su día a día.

A las 10 semanas, el grupo 1 se sentía un 25% mejor que los otros dos grupos y manifestaban menos problemas de salud entre otras cosas. En un estudio similar, se vio que este grupo además podía ofrecer en su vida más apoyo emocional a otros.

La gratitud está asociada también a una mayor conexión con los otros, un mejor sueño, escalas más bajas de ansiedad y depresión. Pero además tiene beneficios directos como la disminución de la presión arterial, un sistema inmune más fuerte, mayor optimismo, felicidad y resiliencia, sentir emociones positivas, sentirse menos solo o aislado, una mayor capacidad para dar y recibir, mayor compasión

Si no se te ocurre por qué dar gracias, vamos a empezar desde el principio, cuando eras niño (preguntas del Reto de Gratitud, de Gabriel Acosta):

  • ¿Tuviste siempre algo que comer?
  • ¿Tuviste una casa donde vivir?
  • ¿Recibiste educación?
  • ¿Cómo ibas a la escuela cada día?
  • ¿Tenías libros de texto, comías en el colegio, y tenías todo lo que necesitabas para la escuela?
  • ¿Ibas de vacaciones?
  • ¿Cuáles fueron los regalos de cumpleaños que más te gustaron cuando eras pequeño?
  • ¿Tenías bicicleta, juguetes o una mascota?
  • ¿Tenías ropa a pesar de que crecías tan deprisa que cambiabas enseguida de talla?
  • ¿Ibas al cine, practicabas deportes, aprendías a tocar algún instrumento o tenías algún hobby?
  • ¿Te llevaban al médico y tomabas medicamentos cuando no te encontrabas bien?
  • ¿Ibas al dentista?
  • ¿Tenías cosas básicas que usabas todos los días, como cepillo de dientes, dentífrico, jabón y champú?
  • ¿Ibas en coche?
  • ¿Veías la televisión, llamabas por teléfono, tenías luz, electricidad y agua?

A día de hoy, tal vez estés más centrado o centrada en la «pesadilla» de ir a trabajar, pagar la hipoteca, cuidar a los niños y llevarles a todas partes, pagar los impuestos del coche, el combustible… pero, ¿y si le damos la vuelta? Tienes un trabajo que te permite hacer un montón de cosas, tienes una casa, tienes hijos sanos que pueden disfrutar de un montón de cosas, tienes coche… ¿Qué te parece? tienes motivos para ser agradecid@…

Suscríbete a nuestra newsletter para estar al día de todas nuestras novedades.

* indicates required
Política de privacidad *

ALTERNATIVA HOLÍSTICA usará la información que usted proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y para enviarle actualizaciones y promociones. Por favor, acepte nuestra política de privacidad que puede encontrar en el siguiente enlace alternativaholistica.es/politica-de-privacidad/

Puede cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nuestra parte, o poniéndose en contacto con nosotros al info@alternativaholistica.es. Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.

We use Mailchimp as our marketing platform. By clicking below to subscribe, you acknowledge that your information will be transferred to Mailchimp for processing. Learn more about Mailchimp's privacy practices here.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies